miércoles, 4 de julio de 2018

HISTORIA DE ADIDAS Y PUMA

HISTORIA DE ADIDAS Y PUMA




LA VERDADERA HISTORIA DE ADIDAS Y PUMA


¿Qué se esconde detrás del nacimiento de dos marcas tan icónicas? Probablemente, no todos saben que las dos firmas nacieron a raíz del enfrentamiento de dos hermanos, Adolf y Rudolf Dassler. Este sábado (15.00H), TRECE estrena en televisión “Duelo de hermanos: La historia de Adidas y Puma”.
Un retrato a esta enemistad profunda que nos acercará a una de las historias más desconocidas del mundo del deporte: la historia de Adolf y Rudolf Dassler. Ambos fabricaban pantunflas y zapatillas en una época en la que el deporte no tenía un calzado especializado y en el que la ligereza o la flexibilidad aplicadas a los zapatos eran conceptos aún inexistentes. Ambos hermanos se complementaban en el negocio, Adolf (Adi) era el diseñador introvertido, mientras que Rudolf era el extrovertido relaciones públicas de la firma.


La historia de estos hermanos comienza en los años veinte, cuando en el interior de la “Gerbüder Dassler Schuhfabrik”, los Dassler fabricaban zapatillas con clavos para corredores. El entrenador de la Selección Alemana de Atletismo se hizo eco del renombre que tenían sus productos y no pasó mucho tiempo hasta que el calzado Dasler protagonizó el salto olímpico.
Recordemos el contexto: estamos en 1936 y el nazismo quiere hacer de los Juegos Olímpicos de Berlín su mejor arma de propaganda. Es momento de demostrar al mundo la grandeza alemana, pero los atletas germanos no contaban con un detalle: la grandeza de Jesse Owens. El atleta de Alabama se hacía con cuatro medallas de oro, encumbrándose a lo más alto del atletismo y lo hacía con unas zapatillas de los hermanos Dassler en sus pies. El negocio familiar había triunfado y con esta victoria las diferentes visiones de negocio se hacían más patentes.


El estallido de la II Guerra Mundial agudizó las diferencias entre los hermanos, y la vuelta atrás era ya imposible. Con el inicio de la contienda, el Gobierno alemán obliga a convertir la fábrica de zapatillas en una empresa armamentística que realizaba tanques y repuestos de lanzamisiles. Rudolf, comprometido con el nazismo decide acudir al frente, mientras que Adolf logra evitarlo haciéndose cargo del nuevo rumbo que había tomado la factoría. La distancia era tal entre ellos que durante la contienda Rudolf le escribió una carta a su hermano advirtiéndole de que había pedido que cerraran la fábrica para que se viera obligado a empuñar un arma en el frente. 


La victoria de los aliados recrudece aún más la situación. Rudolf, que había sido denunciado por su propio hermano, pasa una temporada retenido y se ve obligado a emigrar con su familia y empezar de nuevo. En 1948 nace Puma, la firma de Rudolf Dassler. Un año después, llega al mercado Adidas, la firma en la que Adolf resume su nombre (Adi Das).


La guerra había empezado y, a partir de ahí, las victorias irían a uno y otro bando. En el mundial de Suiza, Alemania logró imponerse en la final gracias a las botas con tacos que fabricó Adidas y que sirvieron para que en el lodazal en el que se había convertido el campo, las botas alemanas se agarraran como lapas.


Años después, sería Rudolf el que dio el golpe de gracia cuando los atletas del llamado Black Power dejaron colgadas en el pódium unas botas Puma. En el Mundial de México 70, los herederos de Rudolf lograron que el 10 de Brasil atándose sus Puma fuera el objetivo de todas las cámaras antes del saque inicial. Ese 10 no era otro que Pelé.


La competitividad entre los hermanos era tal que tras la muerte de Rudolf, Adidas lanzó un comunicado en el que se afirmaba lo siguiente “por razones de piedad humana, la familia Adolf Dassler no hará comentario alguno sobre la muerte de Rudolf Dassler”. Cuatro años después moría Adolf y su tumba fue colocada lo más lejos posible de la de su hermano. Lo dicho, enemistad y competencia hasta el final de sus días.

Comments